Menú Cerrar

¿Qué es y cómo funciona la filtración del aire?

Los sistemas de filtración de un sistema HVAC ayudan a que la calidad del aire interior mejore aún cuando las condiciones climáticas o de contaminación del aire exterior no sean las óptimas.  Esto cobra importancia ya que en el aire se encuentran suspendidas millones de partículas que pueden ser dañinas para la salud.  De hecho los contaminantes del aire constituyen uno de los primeros cinco riesgos a la salud.

La mejor manera de atacar el problema es controlar o eliminar las fuentes de contaminantes ventilando frecuentemente.  Esto es lo recomendado; sin embargo, muchas veces, el aire exterior está cargado de partículas contaminantes, por lo que el método de ventilación está limitado.  Es por ello que para mejorar la calidad del aire interior filtramos el aire exterior con el que ventilamos.

Algunos contaminantes presentes en el aire exterior:

Partículas

Gases

  

Ácaros, moho

Materiales de construcción

Bacterias, virus

Mobiliario

Polvo, células muertas

Adhesivos, pinturas, barniz

Humo de tabaco, polen

Productos de limpieza, pesticidas

La filtración del aire es ampliamente utilizada y se puede controlar el paso de partículas dependiendo la aplicación.  Hay filtros para los hogares y también existen para las industrias.  Aún cuando lo que se busca controlar es similar, la criticidad de contener las partículas varía.  Dependiendo de la aplicación se buscará contener diferentes tipos de partículas y para ello existen diferentes tipos de filtros.  Hay algunos que permiten el paso de gases y olores, otros que impiden el paso de pequeñas partículas como los ácaros.

En industrias como la farmacéutica, cosmética, alimenticia, automotriz, eléctrica/electrónica el control de partículas MP (materia particulada sub micrométrica) es de vital importancia para el proceso de manufactura y de cumplimiento con los requisitos de inocuidad, a que están sujetas por las normas vigentes.  Para ello se utilizan filtros HEPA (Filtro de aire de alta eficiencia para partícula) o ULPA (Filtro de aire de ultra baja penetración).  Estos filtros son la última protección en un sistema HVAC, después de una serie de dispositivos para lavar el aire como los precipitadores electroestáticos o los ciclones.

Generalmente en sistemas que utilizan filtros HEPA o ULPA se instalan dos, uno dentro de la caja de filtros y otro que se le conoce como filtro terminal dentro del cuarto limpio para evitar exponer a este último a altas concentraciones de contaminantes.

Cabe aclarar que aunque son partes constitutivas muy importantes dentro del diseño y ductería de un sistema HVAC para contener a las partículas dañinas en un cuarto limpio, éstos no garantizan la limpieza dentro del cuarto.  Para ello se deben tomar otro tipo de medidas precautorias como el uso de bata, cubre zapatos, cubre boca…

Las etapas de filtrado generalmente son: malla metálica, bolsas filtrantes, media filtrante, filtro HEPA y filtro terminal HEPA o ULPA según la aplicación.  Para los sistemas HVAC en aplicaciones que requieren altos niveles de limpieza del aire interior los filtros HEPA y ULPA son la mejor opción.

Por: Alberlo De la Torre

National Air Filtration Association. (2012). Manual para la Instalación, Operación y Mantenimiento de Sistemas de Filtración de Aire. Virginia Beach, Virginia: NAFA

Environmental Protection Agency. Tecnología de Control de Contaminación del Aire. Hoja de Datos, 1-8.

Jerry Greiner. (1993). Cleanrooms, the basics. Arizona: Optimum Koncepts